Protege a los niños de los Software maliciosos

Conversa con tu familia sobre el software malicioso

Como jefe de tu hogar, deberías de saber que el internet, así como posee beneficios también puede generarte problemas muy serios si no tomas precauciones. La protección de tus computadoras y dispositivos digitales no debería quedar en manos de tus niños. El diálogo abierto y los pasos proactivos son indispensables para crear un entorno informático más seguro en el hogar y evitar molestias a futuro, recuerda que la clave es prevenirse antes que lamentarse.

Conversa con tus hijos acerca de sus hábitos en la computadora

Los niños de hoy en día usan el internet para investigar, jugar, comprar, ver videos, conversar, hacer tareas y una infinidad de cosas. Por ello es necesario que hables con ellos y sepas en que se están metiendo ya que detrás de la computadora puede estar alguien malicioso intentando hacerle daño a su hijo y a su familia.

Instituye reglas claras para el uso de internet

Es sumamente importante que, tan pronto como los niños comienzan a explorar Internet, establezcas reglas claras sobre cuándo y cómo pueden usarla. Explícale los riesgos: Por qué es importante tener reglas familiares para evitar problemas y hacer que internet sea divertida para todos. Ten en cuenta las siguientes guías que te ayudarán a crear una experiencia online más segura para tu familia:

Mantén la confidencialidad de la información personal

Enséñales a tus hijos a preguntarte antes de compartir información personal online y a que sólo lo hagan cuando tengan tu permiso. La información personal incluye hechos, como el nombre real de los niños, edad, género, número telefónico, dirección, escuela, equipo de deportes y lugares favoritos para ir a jugar. También incluye fotografías y sentimientos.

Los delincuentes informáticos buscan expresiones de tristeza, soledad o enojo. Y saben cómo utilizar información sin conexión aparente para ubicar personas.

Usa software y herramientas de seguridad para el grupo familiar

Ninguna solución tecnológica cubre por sí sola las necesidades de todas las familias, por lo que aconsejamos explorar la gran cantidad de herramientas diferentes que pueden ayudarte a salvaguardar a tus hijos seguros mientras están online.

Protege tu equipo y tus dispositivos móviles gracias a software que pueden ayudarte en ello

La tecnología puede usarse para mantener tu equipo y tus dispositivos digitales más seguros si recuerdas mantener el software y firmware al día.

Usar Internet es un privilegio y una responsabilidad compartida. No sólo existen acciones y conductas con las que necesitas familiarizarte para ayudar a proteger tus dispositivos, sino que debes concientizarte sobre cómo proteger mejor todos tus puntos de acceso antes de conectarte a Internet.

El firewall es la primera línea de defensa para proteger tu equipo, ya que ayuda a ocultar los dispositivos de los atacantes online y muchos tipos de software malicioso.

Mantén tu sistema operativo al día habilitando la opción para realizar actualizaciones automáticas

Los criminales online trabajan perseverantemente en el diseño de nuevas formas de atacar tu equipo e invadir tu privacidad.

Mantén al día el software antivirus y antispyware

El software antivirus y antispyware te ayuda a proteger tu equipo mediante la exploración de los correos electrónicos, las aplicaciones y los datos almacenados en él. Los programas antivirus y antispyware potentes son capaces de detectar y eliminar virus y spyware antes de que tengan la oportunidad de dañar tus dispositivos.

Elige bien tu contraseña

Quizás una de las medidas de seguridad más fáciles y a la vez más desafiantes que se pueden implementar es la actualización frecuente de las contraseñas. El objetivo es poder recordarla y a la vez, hacerla lo suficientemente compleja para que los delincuentes informáticos se vean en dificultades si intentan acceder al equipo. Evita los siguientes errores y considera adoptar una frase en lugar de palabra de contraseña.
Estos son los 10 tips que debes evitar:

  1. Cualquier parte de tu nombre.
  2. Tu nombre o números de cuenta.
  3. Todo lo que tenga menos de 7 caracteres de longitud (si el sistema lo permite).
  4. Cualquier parte del nombre de un miembro de tu familia extendida (incluyendo mascotas) o, peor aún, de un colega.
  5. El nombre del sistema operativo de tu equipo.
  6. Números significativos (números telefónicos, patente del automóvil).
  7. Nombres de lugares o puntos de interés.
  8. Las cosas que amas o que odias.
  9. Asociaciones fáciles con las cosas que amas o que odias (por ejemplo, “Lago_Cisnes” es una mala contraseña para un fanático del ballet).
  10. Elecciones populares como “wizard”, “contraseña”, “hoy”, “AAAAAAA”, “QWERTYUIOP”, etc.